jueves, 25 de noviembre de 2010

Hacer un Alem






Desde que comenzamos a tener autonomía, a salir solos, allá por los setenta, muchas veces – por necesidad o simplemente por gusto – transitamos la parte comercial de la Avenida Alem, el lugar donde hay mayor concentración de negocios y de personas.

“ -¡Vamos a hacer un Alem! – decía cualquiera de nosotros y casi de inmediato emprendíamos la marcha hacia esas tres cuadras, que comienzan en la intersección con Dardo Rocha o Arana y finalizan en el cruce con Cardeza o Rotta.

Suponemos que si nos tocara estar lejos de nuestra querida Monte Grande durante mucho tiempo, la imposibilidad de “hacer un Alem” se contaría entre las carencias más dolorosas que la distancia depara.

En un principio la imaginamos de tierra, claro, pero no tenemos fotos que la muestren en ese estado; luego fue adoquinada. Cuando dejó de ser doble mano, estimamos que alrededor de los años sesenta, el sentido de circulación era inverso al actual: los vehículos se movían únicamente en dirección a la Plaza Mitre.

Luego taparon el adoquinado y quitaron los árboles.

Creemos que, desde los ochenta hasta ahora, la parte comercial de la Avenida Alem no ha variado mucho.

¡Y en estos días ha cobrado fuerza, nuevamente, el debate acerca de la conveniencia o no de volverla peatonal!

Te queremos, Alem.

3 comentarios:

Volquetes Monte Grande dijo...

Me encanta monte grande, la ciudad donde vivo y trabajo.

JULIO dijo...

Buen dia
que paso que dejaste de publicar?

JULIO

JULIO dijo...

Estaria muy bueno que sigas con el blog,pero tendras tus razones.

saludos